Mantén tus artículos de cuero como nuevos

Mantén tus artículos de cuero como nuevos

La belleza del cuero es transmitida a un artículo no solo por su diseño, colores o formas. Este material es superior por el hecho de ser natural y poco modificado por el hombre, es decir que cada pieza es única.

En este material, la riqueza está en las imperfecciones que le dan a tu collar una especie de legado que está representado en cada arruga, marca e incluso las manchas. La única prueba que tenemos para demostrar si un artículo esta hecho de cuero genuino son todas las imperfecciones normales que los procesos naturales nos dan, las cuales se terminan convirtiendo en detalles estéticos que nos dan originalidad.

Pretendemos mantener los distintivos del cuero, no estropearlo. Y es que este se comportá de manera similar a nuestra piel, necesita limpieza e hidratación para conservarla de la mejor manera. Absorbe y acumula las partículas con las que hace contacto. Para garantizar un buen aspecto a lo largo de los años es necesario seguir ciertos procedimientos de limpieza y acondicionamiento periódico.

Primero viene la limpieza que no es más que retirar todo líquido, aceite o partícula sólida que se ha adherido al cuero, de no hacerlo crecerá una pátina de mugre que cambiará el color original y lo hará lucir menos estético. A continuación, se recomiendan pasos para limpiar las prendas:

  1. A medio vaso de agua agregar una cucharada de vinagre de cocina.
  2. Humedecer una franela en la solución antes preparada.
  3. Deslizar la franela haciendo movimientos circulares con los dedos sobre la pieza de cuero.
  4. Dejar secar la pieza sin someterla a calor directo ni a la luz solar.

La limpieza es importante para conservar los colores, pero no soluciona la necesidad de toda piel de estar hidratada y protegida, de lo contrario el material irá perdiendo sus aceites naturales y con ellos la elasticidad. Debemos evitar tener un cuero agrietado y con colores pálidos. En tiendas de artículos de piel, puedes comprar una crema acondicionadora y debes aplicarla de la siguiente manera:

  1. Una vez la pieza está limpia, se procede a entibiar el artículo con ayuda de una secadora de cabello (evitar recalentarlo).
  2. Con la ayuda de los dedos aplicar el acondicionador de cuero de tal manera que se distribuya de forma homogénea.
  3. De no contar con la crema acondicionadora, se puede hacer uso de aceite para bebé o de aceite oliva.
  4. Luego de este procedimiento es normal que el cuero tenga un tono más oscuro durante unas horas. Luego que la crema se absorbe, los colores vuelven a la normalidad.

Los artículos hechos de cuero genuino son sin duda elegantes y delicados. Pueden durar mucho para contar experiencias, sin embargo, se requiere ser muy cuidadoso para lograrlo. Adicional a la limpieza y acondicionamiento es lógico que se debe evitar someterlo a malos tratos, tales como, el sobrecalentamiento y las rozaduras.